Páginas vistas en total

miércoles, 22 de junio de 2011

El sueño de mi Vida

Será como Carl Gustav Jung dice que "Un sueño es una puertecilla escondida en los más íntimos y secretos espacios del alma, abriéndose a esa noche cósmica que fue la psique mucho antes de que hubiera conciencia del ego, y que seguirá siendo la psique por mucho que se extienda nuestra conciencia del ego.", o será mas bien como recitaba el poema de Pedro Calderón de la Barca que “toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”.

Cualquiera sea la respuesta correcta, si es que esta existe como tal, para mi resulta que los sueños vienen siendo algo así como una serie de recuerdos, deseos, anhelos, manifestación de carencias, tristezas y un cúmulo de sensaciones y emociones que son propias de aquel que los sueña, de aquel que los recuerda, de aquel que los desea.

Extrañamente estos sueños a veces son particularmente repetitivos y se manifiestan en distintos momentos de mi vida, por épocas, vienen y se van, algunos placenteros, iluminados, memorables, otros por el contrario, tristes, desesperados, angustiantes, el resto de ellos dignos del olvido absoluto. Estos sueños son por un lado construidos por recuerdos de momentos totalmente distintos; un mix de edades, olores, personas y lugares que no guardan relación alguna en el tiempo y el espacio pero otros, sin ninguna referencia o vivencia que los relacione conmigo, al menos con esta vida, la que conozco, de la que soy conciente, de la que tengo total control y memoria.

Particularmente mis noches son abrumadas permanentemente con una infinidad de sueños, unos de los que tengo memoria mas allá de la noche misma y que incluso tienen la particularidad de continuar donde quedaron, otros, con voces y nombres pero sin rostros pero todos en blanco y negro, con mención del color pero si con sabores, olores, texturas, sensaciones y tacto tan reales y vivos que hacen dudar si realmente fueron un sueño.

Están los angustiantes y creo que los más recurrentes son los que merecen ser comentados. Cuando niña uno de mis sueños era tener una bicicleta y recuerdo que en esa época se repetía el mismo sueño una y otra vez. Mi recuerdo de ese sueño se resume en que finalmente y luego de una serie de peripecias me regalaban una bicicleta la que con la mayor de las ilusiones me disponía a montar pero extrañamente al hacerlo y empezar las llantas a rodar sobre el suelo se iba desintegrando, las llantas se hacían cada vez mas pequeñas hasta que terminaban por desaparecer y la bicicleta quedaba solo en estructura, de lo mas desesperante y que terminaba en que despertaba sudorosa, casi llorando y buscando bajo la cama esa ilusión.
Está aquel sueño en que estoy en una carrera de velocidad y parto como en cámara lenta, en cada uno de mis pasos está el peso del mundo y en algún lugar de la conciencia de ese sueño yo estoy segura y se que puedo correr, que tengo la capacidad y las condiciones pero es como si la tierra no me lo permitiera y me succionara hacia ella impidiéndomelo.

Finalmente dos de los mas agobiantes, aquel en el que se robaban mi auto y cuando lo buscaba en la cochera, simplemente había desaparecido y aquel en el que al llegar a casa, encontraba la puerta entre abierta y sucedía aquello que tanta angustia me causaba: se metieron a robar a la casa!

En el caso de todos aquellos angustiantes se han mantenido, hasta hoy, en el estricto terreno de la irrealidad y espero que sea ahí donde permanezcan por y para siempre para mantener mi paz mental y mi tranquilidad espiritual. Lo importante y realmente valiosos es que con esfuerzo, trabajo y dedicación, logremos cumplir todos los sueños que, para nuestras vidas y nuestras familias, nos hemos trazado e intentemos de corazón alcanzar la tan soñada felicidad, respetando y valorando siempre los sueños de los demás.

Mi discurso de Graduación

El pasado lunes 21 de febrero tuve la oportunidad de preparar y ofrecer, en nombre de todos mis compañeros y compañeras, el discurso de graducación luego 2011 - I del Instituto Peruano de Publicidad - IPP, luego de sustentar la Tesis de Grado y obtener el Título Profesional a nombre de la Nación. lo comparto con amigos, familia, colegas y con todos squellos qued lo puedan considerar de interés.


Buenas noches

Señor Director del Instituto Peruano de Publicidad, señores y señoras profesoras, miembros de la plana administrativa, padres, madres, familiares, amigos y colegas; hoy lunes 21 de febrero de 2011 culmina para mí una historia que se inició allá por el mes de abril del año 1990, exactamente hace 21 años cuando en nuestro querido y recordado local de la Av. El Bosque se inició este recorrido académico lleno de esfuerzos, de momentos gratos e ingratos, pero inolvidables todos, de profesores, maestros, compañeros, de amigos de ahí en más, para toda la vida.

Representa un honor para mí tomar la palabra en nombre de todos mis compañeros graduados y me embargan sentimientos encontrados, una alegría enorme por haber logrado una nueva meta personal y la tristeza de no poder compartirlo con todos los que hubiera querido pero también, en coincidencia seguramente con la gran mayoría de ustedes, mucha expectativa de lo que ocurrirá de ahora en adelante.

Al escribir estas líneas fue inevitable evocar tantos recuerdos y notar cuánto hemos cambiado en estos años y cuánto hemos crecido; cuántas veces hemos tropezado y caído pero también cuántas más nos hemos levantado para seguir adelante y cumplir con todos nuestros sueños y objetivos personales y profesionales.

No deja de sonar en mis oídos, cual repique de tambor, una frase que mi padre repitió durante varios años: “¿Cuándo vas a sacar tu título?” Al principio, como la gran mayoría de mis compañeros y amigos de promoción, respondía: ¿para qué? Yo no necesito un título… nadie saca el título. Y efectivamente, durante los primeros años de mi recorrido profesional debo confesar que no fue necesario, con esfuerzo logré escalar uno a uno los peldaños que tuve al frente. Es verdad también que los tiempos han cambiado y las exigencias del mercado laboral son otras. No tener un título hoy en día significa limitar las posibilidades de crecer y seguir una línea de carrera, de postular a ascensos, de participar incluso en concursos, de estudiar un post grado o una maestría, se cierran las puertas, se estrechan los caminos. Entonces las palabras y preguntas de mi padre toman un significado tan grande como él y hoy le respondo: “Papá, aquí está mi título”.

A quienes hoy culminan esta etapa pero a la vez recién empiezan y se abren al verdadero campo de batalla, tengan claro que todo aquello que deseen lograr será posible solo con esfuerzo, empeño y dedicación, pero sobre todo con transparencia, ética y honestidad, valores que a veces parecen diluirse en la competencia por “lograrlo todo a costa de lo que sea”. Es nuestra responsabilidad entonces mantenernos en esta profesión y en esta línea de conducta; eso es, finalmente, lo único que nos llevaremos de esta vida y lo único que nos hará trascender, todo lo demás es apenas pasajero.

No quiero terminar sin agradecer a algunas personas de manera especial. A nuestros padres por su apoyo constante, su confianza y fe en nosotros. A nuestros profesores por el tiempo que invirtieron esperando como resultado profesionales de excelencia, a nuestros amigos por sus consejos y su ayuda en los momentos de crisis, durante las masacres de Lengua I y II, en los parciales, finales y “sustis” y en las amanecidas de campaña final. A mi mentor el Teniente General FAP Luis Arias Graziani quien durante los cinco primeros años de mi vida como profesional, supo reafirmar con su ejemplo mi rectitud, carácter y conducta pero también la calidez y la humanidad que nunca se deben perder para ser verdaderos líderes.

No quisiera tampoco dejar de mencionar a profesores y profesoras a quienes, en especial los egresados de mi época recordamos con mucho cariño y a quienes estamos profundamente agradecidos por su paciencia, por su poca paciencia, por su exigencia y su calidad humana: Heidi Schmidt, María Pía Tomatis, Eduardo Ballón, Julio Romero, Martha Sánchez, Manolo Echegaray, Gianfranco Brero, Tila Cobian, Nani Cárdenas y tantos otros que nos acompañaron no solo durante los tres años de carrera sino incluso durante todos estos años al recordar cada una de sus palabras como si fuera ayer.

La insistencia de mi padre, el apoyo de mi madre y mis deseos cada vez más fuertes de poder llegar a la cima hicieron que tomara la decisión y hoy, a poco más de un año de haber sustentado nuestra tesis de grado, de casi 18 años de experiencia profesional, de haber apostado por formar -con dos grandes amigos y colegas del IPP hoy presentes en esta ceremonia- nuestra propia agencia de publicidad, les digo a ustedes que querer es poder; a mi padre: gracias viejo por tu insistencia donde quiera que estés porque este título es más tuyo que mío, gracias mamá por estar conmigo desde siempre y para siempre, eres la mejor y un verdadero modelo a seguir. Espero no defraudarlos nunca, a ustedes, a mis profesores, a mis mentores, a mis clientes, a mis proveedores, a mis amigos.

Los Efectos de la Publicidad Televisiva en los Niños

La publicidad es una de las herramientas más poderosas del marketing y es utilizada para dar a conocer un mensaje determinado al grupo objetivo al cual desea dirigirse, busca persuadirlo con un mensaje comercial para que éste tome la decisión de compra de los productos o servicios que le ofrece. Es uno de los factores de mayor relevancia en el mundo actual. Si nos remontamos al pasado, la publicidad es una de las actividades más antiguas de la historia de la civilización y la necesidad de ponerla en práctica nace y crece junto con el desarrollo e historia del comercio.

Por su parte la televisión está presente en la mayoría de los hogares, no existe distinción, llega a todo tipo de público. Existe una gran diversidad de medios de comunicación en la actualidad pero sin duda, la televisión es el medio de comunicación por excelencia debido a su accesibilidad en todos los hogares, en todo lugar y estrato social y económico y, en este caso en particular, el mas accesible a los niños menores de 6 años - que la han convertido en uno de los pasatiempos más importantes y de mayor influencia en sus vidas - por la simpleza y contundencia con la que la información, concretamente la publicidad, les es suministrada permitiéndonos determinar, si su comportamiento se relaciona de manera directa con aquello a lo que están expuestos al encontrarse frente a la pantalla del televisor.

La investigación denominada “LOS EFECTOS DE LA PUBLICIDAD TELEVISIVA EN NIÑOS DE 3 A 6 AÑOS DE LOS N.S.E. B Y C A NIVEL DE LIMA METROPOLITANA EN LA ACTUALIDAD” tuvo como finalidad determinar, gracias a la aplicación de distintas herramientas de investigación, cuales son los efectos de la publicidad televisiva en los niños, ya sea eminentemente positiva para promoverlos o, por el contrario, mayormente negativa para controlarlos, ofreciendo sugerencias y recomendaciones dirigidas a los distintos actores sociales que protegen, intervienen y determinan su desarrollo físico y psicológico entre los que podemos mencionar a los padres, maestros, medios de comunicación, empresas y agencias de publicidad y, el estado para que brinde los mecanismos adecuados para el establecimiento de un adecuado y efectivo marco legal.

Luego del proceso a través del cual se desarrolló esta investigación se pudo determinar que la publicidad televisiva dirigida a niños tiene una serie de características que le otorgan un alto grado de influencia entre los cuales cabe resaltar los siguientes:

La simple sospecha que aquello que se muestra a través de la televisión podría contribuir de cierta manera a generar una violencia real ya sea por imitación o por cualquier otro tipo de motivación debería ser suficiente justificación para tomar medidas correctivas al respecto, evitando ignorar esta posibilidad, basándose en la ausencia de pruebas científicamente concluyentes.

La fuerza principal de la publicidad se basa en la presentación de imágenes diversas cuya eficacia y características de color, sonido y movimiento permite su ingreso al subconsciente, es decir, mantiene su atención a través del uso de voces infantiles, de efectos de música y sonido, el cambio de narrador, tema o escena, y sobre todo, a través de la utilización de efectos especiales.

La presencia de la televisión en lugares clave de la vivienda, como el dormitorio de los niños, cambia la disposición de los muebles para adaptarse a ella, influyendo en la manera en la que la familia se comunica entre si. La comunicación se estructura en torno a la televisión con lo que ese lugar deja de ser un espacio de intimidad, acoplándose a la vida familiar, llegando a ser cotidiana y necesaria. Más del 70% de los niños encuestados dice tener un aparato de televisión en su dormitorio y tienen acceso a la televisión de señal cerrada o cable.

A través de la televisión, los niños pueden conocer personajes y enterarse de acontecimientos que suceden en el mundo a los que no tendrían acceso de otro modo.

Se puede decir que el niño es un usuario prematuro, ve más horas de televisión conforme aumenta su edad y su capacidad intelectual. La enciende para divertirse, para identificarse con los personajes (Ben 10, Barbie, Backyardigans) y los héroes que esta les presenta (el Hombre Araña, los Jonnas Brothers, los luchadores de la WWE).

Sus preferencias, aunque en general permanecen siendo las mismas en cuanto a lo que ven y a través de que canales de televisión lo ven, cambian entre los 5 y 6 años.

La comprensión de los mensajes aumenta con la edad, van aprendiendo a ver la televisión cuanto más la ven. Mientras que, en el rango de los 3 y 4 años, aproximadamente el 100% no los puede identificar o los confunde. En el rango de 5 años y en especial, de 6 años, tiene una mayor capacidad para hacerlo sobre todo cuando se trata de alimentos dirigidos a ellos o juguetes.

El resultado de la investigación demuestra que las dos terceras partes no diferencian entre la publicidad televisiva y las promociones de los dibujos o series animadas que prefieren ver. Coyunturalmente, en épocas cercanas a la navideña, aunque no los identifican concretamente, recuerdan y mencionan aquella publicidad referida a juguetes y panetones.

La televisión puede servir para el aprendizaje y el desarrollo del niño y, algunas veces, puede cumplir ciertas funciones educativas mejor que la impartida a través de la enseñanza formal (los números, los colores, las canciones, las formas).

Es de suma importancia enseñar a los niños a diferenciar entre realidad y fantasía, porque ellos no la saben, piensan que todo es verdad, influyendo profundamente en ellos, presentado estereotipos, limitando la percepción de la realidad y restringiendo la construcción de puntos de vista.

Al ser la exposición a la publicidad televisiva una actividad 100% receptiva puede suponer una actitud eminentemente pasiva ya que no implica ningún esfuerzo, anulando así la iniciativa del niño.

La publicidad televisiva afecta a los niños porque los manipula a través de las imágenes presentadas y la forma de mostrar los productos, haciéndoles desearlos sin darse cuenta que el objetivo es vender, exigiendo a sus padres que se los compren.

Los padres usan la televisión como medio para tener a los hijos entretenidos. Aproximadamente la tercera parte de los niños entrevistados ven la televisión solos, lo cual es perjudicial ya que nadie les restringe la programación a la que pueden tener acceso dependiendo de su edad. Utilizan la televisión como premio cuando el niño obedece y la prohíben en caso contrario.

Los dibujos y series animadas son muy rentables, su audiencia es muy estable y tienen un factor comercial muy importante, se crean productos relacionados con ellos que se comercializan (muñecos, camisetas, bicicletas) que dan amplios márgenes de beneficios.

Es un grave problema el que los niños estén expuestos por largos períodos de tiempo a la televisión, ya que afecta su formación educativa y psicológica, repercute en su carácter y comportamiento debido a que después de ver ciertos programas tienden a imitar la conducta de los personajes y desafían algunas veces la autoridad de los padres.

Los hábitos alimenticios de los niños mayoritariamente están orientados hacia los alimentos poco saludables o llamados “chatarra”. Esta información no solo es confirmada por los estudios a los que se hace referencia en el presente trabajo de investigación, por los resultados de las encuestas aplicadas a los niños de 3, 4, 5, y 6 años, sino a través de la contrastación de estos resultados con las entrevistas realizadas a los padres de familia respecto a las preferencias de sus hijos y con los resultados de las encuestas realizadas a las profesoras o responsables de aula respecto al contenido de las loncheras escolares de los niños y a las entrevistas realizadas a los expertos.

La actual legislación es sumamente genérica y ambigua y no protege de manera concreta al segmento de consumidores conformado por niños menores de 7 años. Más aún, la derogatoria del Decreto Legislativo N° 691 acabó con la, aunque poca, única legislación existente en este tema. Más aún, el Decreto Legislativo N° 1044 y N° 1045 no recoge los artículos concretos que hacían referencia a la protección infantil convirtiéndose en un dispositivo legal que más bien protege a la empresa y no al consumidor

lunes, 6 de junio de 2011

Elecciones 2011: al día siguiente


Lunes 06 de junio de 2011, un día después de la realización de la segunda vuelta electoral para elegir al presidente que conducirá los destinos del Perú desde el próximo 28 de julio hasta el 28 de julio de 2016. Al 94% de actas procesadas, Gana Perú de Ollanta Humala Tasso alcanza el 51.367% y Fuerza 2011 de Keiko Fujimori Higuchi el 48.633%

Se han contabilizado ya más de 17 millones de votos de peruanas y peruanos que optaron o no, por alguna de las alternativas disponibles. “Si sumamos los votos blancos y viciados al ausentismo en estas elecciones tenemos a mas de 4´651,173 peruanos que no optaron por ninguno. Casi el 23% de los peruanos…” 1 ¿Quién va a hablar de ellos? ¿A que sector de la política o de la prensa le preocupa saber o analizar las razones por las cuales no optaron por ninguno de los candidatos? Hasta donde sabemos, ese 23% de electores también son peruanos y no precisamente de Perú Nebraska.

Que el 20% de electores que votó por Keiko Fujimori Higuchi es prestado, lo es, pero también un porcentaje similar que decidió votar por Ollanta Humala Tasso de manera que si empezamos a manifestarnos con soberbia y revancha empezamos mal. Como podríamos hablar hoy de líderes de la concertación cuando prácticamente la mitad del país no votó por el candidato y virtual ganador de las elecciones presidenciales de ayer. “Hay que hacer de la palabra “concertación” una obligación democrática para el próximo gobierno…" 2 La determinación de la agenda política no es cosa de ganadores o perdedores sino de ver las necesidades urgentes y reales de nuestro país y las elites económicas tienen que ser consientes de que no viven en una dimensión paralela y aislada de la realidad nacional y que la indiferencia no es la forma de unir al Perú.

Si vamos a comentar o a escribir, que sea sobre temas constructivos, que sumen, que aporten y que no contribuyan a seguir polarizando el país. Este es el momento en que los llamados “líderes de opinión” deben invocar a la calma empezando por ellos mismos sin generar pánico o exagerar, por ejemplo, situaciones que se sabía sucederían, como es el caso de la caída de la Bolsa de Valores de Lima.

Señores políticos dejen de repetir sus clichés y muletillas insoportables como “descamisados”, “cheque en blanco”, “voto vigilante” y empiecen a trabajar desde hoy, no por aquellos que piensan o están de acuerdo con ustedes sino por todos los peruanos. Basta de mirar hacia atrás y de echar más leña al fuego. El Perú somos todos. Antepongamos los intereses del país a los intereses personales de empresarios, políticos e incluso, a los nuestros y piensen, de una vez, en aquellos que los eligieron para representarnos y conducir los destinos de nuestro país. Empiecen a servir y no a servirse y trabajemos todos, para que el Perú, lejos de caer, siga creciendo. “Ahora todos debemos estar unidos, es cuando más nos necesita el Perú…”3


1 Fuente: Jesús Vedel vía twitter @jevedel
2 Fuente: Carlos Batalla vía twitter @carlobata
3 Fuente: Tania Groe vía twitter @taniagroe