Páginas vistas en total

lunes, 28 de mayo de 2012

Análisis: Campaña “Alza tu Voz” de Vick


En las últimas semanas he tenido la oportunidad de encontrar en la web (http://lundu.org.pe/NotaPrensa/ALERTA-Nota%20de%20Prensa%20LUNDU_16.04.12.pdf), (http://apuntatecontraelracismo.blogspot.com/2012/04/publicidad-racista-vick-y-la-imagen-de.html) algunos comentarios sobre la campaña: alza tu voz, atribuyéndole un contenido racista por, literalmente según su análisis representar a las mujeres afroperuanas como vendedoras de tamales ambientadas bajo la informalidad del mercado y a las personas mestizas como cobradores de transporte público.   Esta publicidad y sus imágenes refuerzan el prejuicio y los estereotipos étnicos raciales hacia los afroperuanos”.

Se ha hablado mucho del racismo y la discriminación en la publicidad peruana. Publicidad sexista, publicidad discriminadora, publicidad ofensiva, publicidad de mal gusto. Creo que todos, en algún momento, hemos tenido la oportunidad de ser testigos de ciertos ejemplos de publicidad que podrían perfectamente encajar en estos conceptos. De hecho, lo hemos podido comprobar de manera personal a través de la reacción que generaron en su momento a través de las redes sociales y que incluso, en más de una oportunidad, obligaron a las empresas propietarias a retirarlos y pedir disculpas.

El racismo se manifiesta cuando se le atribuye a ciertas razas una serie de características intelectuales y morales inferiores relacionados con rasgos físicos y genéticos y, en función a ello, se establece una escala de valores comparativa entre esas razas basadas en esas cualidades. Lo más común en nuestro país, minimizar o ningunear a las personas por el color de su piel usando, de manera peyorativa, las palabras: negro, serrano, cholo, indio, chino.

Veamos los hechos. Esta es una campaña desarrollada por la agencia de publicidad Garwich BBDO  (http://www.garwichbbdo.com) para el producto Vick de la empresa P&G se denomina “Alza tu voz”.  Esta campaña contempló la realización de dos versiones del spot de televisión, una adecuada para el mercado peruano y otra para el mercado colombiano, denominadas: Alza tu voz Perú y alza tu voz Colombia.  Vamos a ver ambos spots publicitarios:


En esta oportunidad, la agencia apostó por un concepto basado no en los beneficios funcionales del producto sino en brindar un “tributo” a quienes lo consumen, a los personajes del quehacer cotidiano, a los que hacen su vida como todos, que trabajan y viven con orgullo, alegría, entusiasmo y fe y creen en lo que hacen, mostrando a los peruanos tal como son.  
De esta manera y relacionando el concepto con el “poder de la voz” se escogieron situaciones y escenas que muestran su “uso”: un futuro papá emocionado por la noticia, una vendedora de tamales, un cobrador de micro, un grupo de amigos viendo un partido de futbol y gritando un gol a viva voz, un profesor enseñando a sus alumnos y una cantante alcanzando su tono más alto. Todas, escenas de la vida diaria, de ninguna manera forzadas o sacadas de contexto o intentando pasar de contrabando algún mensaje de racismo o discriminación.     

El argumento incide  en que la mayoría de nuestra población es de origen andino, afro y mestizo - en ello estamos de acuerdo - pero que resulta estereotipado que las persona de rasgos mestizos o andinos sean cobradores de buses y la mujer afro tamalera.  Vamos a detenernos aquí por un instante. 

Los creativos de la campaña escogieron unas escenas de la vida diaria que pudieron ser otras y pudieron, por ejemplo al carpintero, al ambulante, al canillita o usar al personaje de origen oriental de la bodega de la esquina (como en el spot de Claro) o al personaje mestizo que trabaja como dependiente en una farmacia (como en el spot de Nastiflu) pero no, fueron esas las escenas de la vida cotidiana que decidieron mostrar. 

La primera pregunta que me hago es ¿acaso quienes principalmente se dedican a la venta de los deliciosos tamales que a la mayoría nos encantan no son mujeres de raza negra? ¿Acaso quienes principalmente se dedican al trabajo de cobrador en el servicio de transporte público no son hombres de raza mestiza?  Si nos basamos en el hecho que el comercial presenta escenas de la vida diaria mostrando a los peruanos tal y como son ¿Dónde está el problema en mostrar a una mujer de raza negra vendiendo tamales o a un hombre mestizo trabajando de cobrador?

De la misma forma las voces críticas señalan que si bien estos oficios son dignos –y claro que lo son- no muestran el desarrollo profesional que sí se representa en los personajes blancos.  Otra vez nos vamos a detener.  El concepto del comercial no está basado en mostrar el desarrollo profesional de los peruanos, como podría ser en un comercial de una universidad o centro de estudios o de cualquier otro producto o servicio dependiendo de la conceptualización del mensaje publicitario.

Decir que en el Perú se utiliza la frase "negra tamalera" para insultar a las mujeres afroperuanas, refiriéndose de manera despectiva a este oficio, a pesar de que en la culinaria peruana este potaje es apreciado y quererlo linkear con este spot si es querer sacar completamente de contexto la campaña “alza tu voz”. Personalmente siempre repudiaré y rechazaré cualquier tipo de discriminación o de racismo, venga de donde venga pero tratar de relacionar esa actitud y uso, que debería estar desterrada, con este comercial, es lo más insólito que he visto.  Creo que quienes le atribuyen a esta campaña un contenido discriminador y racista, pecan de actuar discriminada y prejuiciosamente atribuyéndole un mensaje que al menos yo, no veo.

Extraigo un comentario que me gustaría compartir con ustedes realizado en abril de 2007 sobre la publicidad y el racismo escrito por 'Chino' Becerra, director de Takillakta del Perú y publicado en http://takillakta.org/rcpal/article/245/coordinadora-de-artistas-de-lambayeque-coal-organiza-evento-de-solidaridad-con-chocho-tello-gamarra     

“¿Por qué en la publicidad peruana abundan los blancos? ¿Por qué los mestizos, cuando rara vez aparecen, son guachimanes o heladeros? ¿No somos acaso un país de cholos, un matrimonio de razas? ¿Qué identidad u orgullo nacional se puede construir si nuestros publicistas no son capaces de mostrar a los peruanos tal como son? “

Como parte de mi búsqueda en las RS quise ver si había comentarios de los usuarios o del público y de que tipo eran.  Esto es lo único que encontré:

No pretendo, bajo ningún punto de vista, ser la abanderada de la verdad o de la defensa a ultranza de nadie.  Como siempre, es el consumidor quien formará sus propias ideas y opiniones sobre este u otros spots publicitarios y encontrará los mecanismos para hacerse escuchar.  Tan solo pretendo expresar mi punto de vista basándome en el análisis de hechos concretos y reales y tratando de compartir con todos, una opinión lo más objetiva posible, dejando de lado las creencias y las ideologías.

En esa línea respondo la última pregunta de “Chino” Becerra. ¿Qué identidad u orgullo nacional se puede construir si nuestros publicistas no son capaces de mostrar a los peruanos tal como son? “.  Pues bien, creo que las imágenes y el mensaje de este comercial en particular muestran a los peruanos tal y como son y lo que hacemos cada uno de nosotros forma esa identidad, demostrando el orgullo que debemos sentir por nuestro origen, por lo que somos, lo que hacemos y sobre todo teniendo claro hacia donde queremos ir.  


2 comentarios:

  1. Dice el dicho, primero superemos nuestros complejos personales para luego hablar de integracion y un pais sin racismo...
    Tampoco le veo el lado racista a la campaña de vick.

    ResponderEliminar
  2. Así es. Creo que en el afán por reaccionar frente a todo aquello que consideramos ofensivo y discriminador, algunas veces vamos más allá de lo que realmente sucede y vemos fantasmas donde no los hay.
    Es tiempo, como dices, de superar de una buena vezm nuestros complejos para empezar a trabajar en la verdadera integración.
    Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar